Frustración durante la maternidad

Frustración durante la maternidad

“No te acostumbres a estar en tu zona de confort”

Home Office | Con Camila empecé a trabajar desde mi casa cuando ella tenía 1 mes. Literal me la ponía en el rebozo y a darle con todo, al segundo mes me la lleve a Veracruz á dar una conferencia y así fue mi rutina con ella, ella se adaptaba a mis horarios.

Con Luca pensé que iba a ser así de fácil, al mes me di cuenta que no. Habían varias variables que no me permitían tener esa misma flexibilidad para trabajar, las más importantes eran que la oficina estaba muy lejos y que Camila tenía un horario fijo en la escuela, tareas y exámenes que no podía dejar de hacer.

En fin.

Al principio fue muy frustrante querer hacer las cosas como tenía en mente y no poder hacerlas.

La verdad es que sufrí mucho esa temporada hasta que acepté mis condiciones, me adapté a ellas y continué.

Me he dado cuenta que muchas veces sufrimos de más porque las cosas no salen como tenías en mente y en el momento en que eres flexible encuentras la solución y obvio te la pasas mejor. Creo que es muy importante trabajar y hacernos conscientes de ser más flexibles ante las diferentes variables que nos puede presentar la vida.

Porque como dice la canción:

¿para que sufrir si no hace falta?

Leave a Reply