Si algo he aprendido de mi esposo es que “probar es bueno” y esta vez no fue la excepción. La verdad yo no soy fan de los vinos rosados ya que me empalago fácilmente. El único que realmente disfrutaba, hasta la semana pasada, era el el Coco Rose. Hoy les quieroRead More →